francia

 
 
 


 

francia mexico
WebFrancia - Talentum
Mercado energía eléctrica
Economia
Huellas de Francia
Imágenes de Francia
Hecho en México
Traductor en México
Clases de francés en México
Google Apps México

WebFrancia Argentina

WebFrancia Chile
 
 

 

Principal Huellas de Francia Archivos


El Diario de Marie Giovanni
y Alejandro Dumas

Alejandro Dumas (1802-1870) nunca pisó México, pero escribió sobre él en el Diario de Marie Giovanni, al parecer con Mme. Callegari. Dumas siempre vivió entre la fantasía y la realidad, derrochador, don Juan, creativo e imaginativo, gastaba por encima de sus posibilidades, pero sin preocupaciones pues sabía que su pluma incansable y bien pagada lo sacaba de cualquier apuro. El autor de incontables dramas y de novelas como Los tres mosqueteros tuvo a su vez un hijo, del mismo nombre, que escribió La dama de las camelias.

Dumas padre refirió que la tarea de darle forma al Diario le fue encargada por una dama encumbrada, quien viajó por gran parte del mundo, a veces con su marido y otras, como en México, sola. Llegó a Acapulco procedente de San Francisco en 1854, en plena rebelión del Plan de Ayutla contra Santa Anna. En su Diario platicó cómo durante la travesía veía peces voladores que caían solos en el puente del barco cuando al anochecer los marinos los atraían con la luz de una linterna y al acudir al llamado, chocaban contra la cubierta y quedaban listos para la cocina. De Acapulco refirió su llegada a la casa de huéspedes, propiedad del único chino que vivía allá, quien además era el tabernero. El puerto le pareció triste, sin importancia, y con cuatro grandes inconvenientes: la indolencia de sus habitantes, los tres meses al año en el que había fiebre amarilla, los temblores de tierra y los tiburones.

15 días en mula y los correspondientes salvoconductos, fueron suficientes para recorrer la distancia entre Acapulco y la capital mexicana. Durmió nuestra viajera a la interperie, en una hamaca, excepto los dos días que fue huésped del general Juan Álvarez, "ilustre jefe de los guerrilleros y de don Diego, su hijo." Ya en la capital, fue acogida por los encumbrados comerciantes que vino a ver. El Palacio Nacional, aún de dos pisos, le pareció "un inmenso cuartel." En cambio, le encantaron Chapultepec, los volcanes, las tiendas francesas de Plateros (hoy Madero), el teatro de Santa Anna, las fiestas y las apuestas en San Agustín de las Cuevas (hoy Tlalpan). Tuvo la desagradable experiencia de ver cómo una epidemia de cólera se llevaba a varios de sus conocidos. Se ignora cómo regresó a París ni por qué no dejó clara su identidad al hacerle el encargo a Dumas, pues el relato finalizó en la Ciudad de México.

mexico francia
francia mexico
 

 

Business Translation: Agencia de traducción
 Traducción español, francés, inglés en internet