francia

 
 
 


 

francia mexico
WebFrancia - Talentum
Mercado energía eléctrica
Economia
Huellas de Francia
Imágenes de Francia
Hecho en México
Traductor en México
Clases de francés en México
Google Apps México

WebFrancia Argentina

WebFrancia Chile
 
 

 

Archivos

2001
2002

 

Principal Huellas de Francia Archivos

 

Louis Vuitton, ciento cincuenta años de pasión

La primera marca de lujo del mundo celebra este año su 150 aniversario. Más allá de su voluntad de innovación, Louis Vuitton ha sobrevivido con éxito al paso del tiempo gracias a su capacidad para conquistar nuevos mercados.

por Alix Alexandre, periodista

Crisis económicas, descenso del turismo, plaga de falsificaciones... los continuos frenos al desarrollo del lujo no han logrado dañar los resultados de Louis Vuitton ni su expansión mundial. En este año de aniversario, la marca, que realiza más de dos tercios de la cifra de negocio de LVMH (Louis Vuitton Moët Hennessy) sigue siendo un éxito ejemplar. Integrada desde 1987 en este grupo que incluye marcas de todos los sectores del lujo (moda, perfumes, relojería, joyería, vinos y espirituosos) y número uno del sector, Louis Vuitton es considerada hoy como una "locomotora", con tal ventaja frente a sus competidores que domina el mercado y es vista como un ejemplo a seguir.

La llegada del viaje

Todo comenzó en 1854. Presintiendo el lugar que ocuparían los viajes en nuestra sociedad, Louis Vuitton fundó en París la empresa epónima exclusivamente dedicada a la fabricación de equipajes y de accesorios ligados a este nuevo arte de vivir.

Procedente de Jura (región del Este de Francia), este joven de 33 años ya contaba con una sólida experiencia. Con 14 años había recorrido a pie más de 400 kilómetros para "subir a París" y ser aprendiz de un fabricante de maletas.

La empresa de maletas Louis Vuitton debuta con una prestigiosa lista de pedidos. La gran habilidad de trabajo de este creador le valió un contrato con la esposa de Napoleón III, la emperatriz Eugenia.

Inventivo, supo anticipar las necesidades de una clientela al día con los progresos de su tiempo que aprovecha los nuevos medios de transporte, el automóvil, el barco y el avión. Su primera maleta fue plana -y de este modo apilable- y reforzada por lamas de madera y ribetes de latón, perfectamente adaptable a los desplazamientos en tren y en barco de vapor (su tejido impermeable fue muy bien acogido por los clientes de las travesías del Atlántico).

Fue la inauguración del Canal de Suez en 1869 por la emperatriz Eugenia lo que permitió a la marca adquirir fama internacional. Su historia se construirá en torno a personalidades de la alta sociedad: el Rey de España, el gran duque Nicolás, el edil de Tokio, Goto Shojiro, el sultán otomano Abdülhamid, así como los marajás y todo Hollywood, empezando por el actor americano Douglas Fairbanks.

La competencia intentó aprovechar este entusiamo, de ahí el célebre "Monograma", el estilizado motivo de flores de inspiración japonesa que envuelve las iniciales de la marca, inventado en 1896 por Georges Vuitton, hijo del fundador, para distinguir sus modelos de las imitaciones que empezaban a multiplicarse. Ironías del destino, hoy es el más copiado del mundo.

Un desarrollo fulgurante

La aventura en el extranjero comenzó en 1885 con la apertura de una tienda en Londres. En 1978, Louis Vuitton entró en Japón y, menos de treinta años después, este mercado clave del lujo (la clientela nipona adquiere el 70% de las ventas mundiales) representa más de 1.000 millones de euros de cifra de negocio. El archipiélago es su primer mercado y la pasión por sus productos es tal que se considera una verdadera "marca culto".

Vuitton es tan apreciado en Tokio que cuando la marca decidió abrir aquí la tienda más grande del mundo en 2002 (un inmueble entero creado por tres arquitectos de fama internacional) en la Avenida Omotesando (los Campos Elíseos japoneses), ¡más de un millar de personas esperaron en la calle -algunos hasta dos días con un saco de dormir y comida- para estar entre los primeros en entrar!

En Estados Unidos, su segundo mercado, la marca posee 85 tiendas y sus ventas locales han progresado tanto que los americanos podrían ser de aquí a cinco años sus primeros clientes.

Presente en 52 países con 322 tiendas, Louis Vuitton también progresa en su desarrollo. Fiel a su espíritu de pionero, la marca fue la primera que entró en China en 1992 y en India en 2003. Es uno de los pocos, si no el único del sector del lujo, en haberse arriesgado a implantarse en nuevos territorios como Vietnam o Sudáfrica (su primera tienda se inaugurará en Johannesburgo a finales del mes de octubre de 2004).

Hoy emplea a 10.000 colaboradores en todo el mundo. Louis Vuitton utiliza un saber hacer francés único en el trabajo del cuero y la marca es fiel a su apuesta por la calidad. En marroquinería posee 13 talleres, diez en Francia, dos en España y uno en California.

Innovación técnica y estética

La innovación técnica y la búsqueda de nuevas formas siguen motivando su creación. Cuando Louis Vuitton presentó en 1898 sus productos en Estados Unidos, la firma ya tenía la imagen de inventor (en 1879 había creado una maleta-cama para una exploración en el Congo) y de marca atractiva que sabe responder a los deseos de la clientela elegante (en 1875 ofrecía roperos de viaje).

"La encarnación del alma del viaje sigue siendo uno de los ejes de desarrollo de la marca", explica Serge Brunschvig, director general de Louis Vuitton. "Una de las claves de su éxito es haber controlado siempre su producción y su distribución", señala. Gracias a su red de tiendas propias, para las que ha contado con arquitectos de fama mundial, como el japonés Jun Aoki, la marca no ha dejado de aumentar su notoriedad a lo largo del tiempo.

A partir de 1998, año en que empezó a desfilar con las creaciones de Marc Jacobs, este gran nombre de la marroquinería se impone en todo el mundo como una marca de lujo global -presente en los sectores de prêt-à-porter, de los zapatos, de la relojería y de la joyería- y como uno de los protagonistas indiscutibles de la moda.

Para celebrar con dignidad sus 150 años de existencia, Louis Vuitton abrirá en 2004 más de 20 tiendas en el mundo, entre ellas en Shangai (China) y en Bombay (India). La primera inaugurada este año fue, y no precisamente fruto del azar, en la Quinta Avenida de Nueva York. En Estados Unidos, Louis Vuitton ya es la primera marca europea.

Con la amable autorización de Label France

 

 

 

OTROS TEMAS

Les Mexicains
El instante eterno: la fotografía
Llegan los Lumieres
Comerciantes y colonos
El Conde que quiso separar Sonora
El sistema métrico decimal
¡Gol! con las Chivas
Campesinos de Sarthe
Antoine de Saint-Exupery
Bataillon: geografía con sentido histórico
Una mirada francesa al territorio mexicano
Ciudades y estados mexicanos
En campos y ciudades
La red era de fierro
Carreteras y petróleo
La economía que nació en 1982
Le Monde Diplomatique
El viajero de la tarahumara
Eiffel en Santa Rosalía
El Diario de Marie Giovanni y Alejandro Dumas
Danone
Rémy Martin
Louis Pasteur
(1a. parte)
(2a. parte)
Louis Renault
(1a. parte)

(2a. parte)
(3a. parte)
Los hipermercados Auchan en México
Danone
(1a. parte)
(2a. parte)
Air France, una presencia de 50 años
Carrefour
¡Salud!
Lafarge
(1a parte)
(2a parte)
La abadía Real de Fontevraud
JC Decaux: en primera línea
En el país del “oro blanco”
El Mundo rural se desplaza a París.
Francia, un país atractivo
Hédiard, ños de tentaciones gastronómicas
Louis Vuitton, ciento cincuenta años de pasión
Los primeros "Juegos ecológicos"
Una campaña de lavado de imagen
Francia apuesta por el planeta

mexico francia
francia mexico
 

 

Business Translation: Agencia de traducción
 Traducción español, francés, inglés en internet